La formación de inventario

La formación de inventario
El inventario deberá integrar el activo y el pasivo de la sociedad de gananciales.

En este sentido, el activo comprenderá:
  • Los bienes gananciales existentes en el momento de la disolución, incluidos los frutos y rendimientos de dichos bienes desde que se extinguió la sociedad de gananciales.
  • El importe actualizado del valor que tenían los bienes al ser enajenados por negocio ilegal o fraudulento siempre que no hayan sido recuperados.
  • El importe actualizado de las cantidades pagadas por la sociedad que fueran de cargo solo de un cónyuge y en general las que constituyen créditos de la sociedad contra éste.
Por su parte, el pasivo estará integrado por las siguientes partidas:
  • Las deudas pendientes a cargo de la sociedad.
  • El importe actualizado del valor de los bienes privativos cuando su restitución deba hacerse en metálico por haber sido gastados en interés de la sociedad. La misma regla se aplicará a los deterioros producidos en los bienes privativos por su uso en beneficio de la sociedad.
  • El importe actualizado de las cantidades que, habiendo sido pagadas por uno solo de los cónyuges, fueran de cargo de la sociedad y, en general, las que constituyan créditos de los cónyuges contra la sociedad.

Copyright © Selva&Lorente - 669 140 526 - Abogado divorcios en Alicante Todos los derechos reservados