¿Cómo afecta el confinamiento por coronavirus al régimen de visitas de los menores?

En la actual situación provocada por la pandemia de coronavirus, uno de los ámbitos también afectados es el de los convenios reguladores relacionados con hijos. Especialmente es importante saber cómo afecta el confinamiento por coronavirus al régimen de visitas de los menores.

Sabido es que en el convenio regulador que se firma en las separaciones o divorcios, uno de los puntos principales es el que fija las visitas. Este régimen debe ser cumplido en todos sus puntos, resultando el apartado que afecta a menores como uno de los más sensibles. Si ya de por sí, los cambios de domicilio y visitas pueden afectar negativamente a los niños y niñas tras un divorcio, en la actual crisis por coronavirus la situación puede llegar a ser todavía más difícil.

Por si fuera poco, en esta crisis ha habido sentencias judiciales que se contradicen entre sí respecto a la modificación provisional del régimen de visitas. La AEAFA (Asociación Española de Abogados de Familia), afirma que las resoluciones judiciales han de cumplirse en cada caso.

Ello no es óbice, sin embargo, para que puedan tomarse medidas excepcionales con vistas a la protección de los menores. Los responsables de la asociación aseguran haber recibido gran cantidad de preguntas durante la crisis, cuestiones por parte de madres y padres desconcertados ante la situación.

A pesar de que el acuerdo entre las dos partes es lo más positivo, no siempre puede darse y son los jueces quienes tienen que tomar la determinación. Así, por ejemplo, juzgados de Tolosa o Alcorcón han decidido suspender todo régimen de visitas hasta que no acabe el estado de alarma. En este caso, las sentencias señalan que los menores deberán quedarse en el domicilio en que se encontraban cuando se promulgó el estado de alarma. En cambio, jueces de Pamplona y Zaragoza se han pronunciado a favor de la continuación de los regímenes de visitas, eso sí, con algunas modificaciones.

Después de que se dieran estas sentencias contradictorias, la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial decidió que correspondería al juez la decisión final respecto a la modificación o no de los puntos estipulados en el régimen de vistas.



Buscar un acuerdo para velar por el interés del menor

Una de las mejores decisiones que pueden tomar los padres durante la crisis del COVID-19, es llegar a acuerdos en beneficio de sus hijos. Buscar un acuerdo para velar por el interés del menor es una de las pretensiones del CGPJ, que indica la conveniencia de consensos antes de que demandas o litigios. Lo cierto es que para hallar puntos de acuerdo, a veces es necesaria la actuación de abogados de Familia.

Los letrados son en muchos casos imprescindibles para que los cónyuges dejen sus diferencias aparte, y se centren en solucionar una situación imprevista que puede perjudicar al menor. Los niños y niñas ya se ven afectados por un drástico cambio en sus vidas (no acudir a la escuela, no poder salir a la calle o hacerlo a ratos…), para que además, los desencuentros de sus progenitores vayan a complicar más la situación.



Recurrir a un juez en caso de no llegar a un acuerdo

A pesar de que sea lo recomendable, a veces no es posible el consenso. Recurrir a un juez en caso de no llegar a un acuerdo, es el paso que hay que tomar para conducir el proceso por vías legales.

El CGPJ afirma que será el magistrado quien decida sobre el caso en función de los factores del caso, factores como el bienestar de los menores, la salud de los padres y de la población en general.

El Consejo General del Poder Judicial insiste en sus preceptos en la conveniencia de buscar acuerdos. No solo por el interés de los menores y los progenitores, sino también del sistema judicial. El órgano judicial advierte que el colapso en los juzgados puede resultar enorme, dando como resultado que otros casos no relacionados, se vean obstaculizados para perjuicio de menores y familias enteras.

El llamamiento es claro, sin embargo, algunas mujeres y hombres aseguran que la otra parte, se niega a hablar o actúa de forma negligente, incluso poniendo en riesgo la salud de sus hijos. Ante estas situaciones, lo adecuado es ponerse en contacto con abogados especialistas en temas de familia.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE