La nueva Ley de Jurisdicción Voluntaria

La reciente Ley de Jurisdicción Voluntaria se aprobó con la finalidad de regular los expedientes de jurisdicción voluntaria de manera que el ciudadano se vea amparado con el grado de efectividad que demanda una sociedad cada vez más consciente de sus derechos y cada vez más exigente con sus órganos públicos. Se prevé una simplificación, conjunción y armonización de los preceptos legales, y una justicia al alcance de todos.

¿Cómo afectará al matrimonio y al divorcio? Pues bien, se pretende conseguir que las opciones para celebrar matrimonios o divorcios aumente. Y esto se consigue haciendo que puedan llevarse a cabo no sólo por los jueces, quienes hasta ahora tenían la competencia exclusiva, sino también por secretarios judiciales y notarios, ampliando así las alternativas para los ciudadanos. Por tanto, se concede a los notarios y secretarios judiciales la posibilidad de celebrar matrimonios y divorciar a quienes lo deseen de mutuo acuerdo.

¿A partir de cuándo entrará en vigor? Esta ley se va a ir introduciendo de forma gradual. Muchas de sus disposiciones tardarán todavía un par de años en entrar en vigor, como las relativas a matrimonios y divorcios, cuya entrada en funcionamiento se prevé para mediados del año 2017.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE