Medidas sobre la vivienda familiar y el ajuar doméstico

Cuando el Juez decida sobre estas medidas, estará a lo acordado entre los cónyuges y, a falta de acuerdo, determinará que haga uso de ella quien tenga atribuida la custodia de los hijos, aunque no sea titular de la vivienda. En cualquier caso, se requiere el consentimiento de ambas partes o bien autorización judicial para disponer de ella.
Cuando haya hijos menores, la custodia suele ser para la madre, al igual que el uso de la vivienda familiar, y hasta que los hijos sean independientes económicamente. La asignación de la vivienda y objetos de uso prevista se realiza tanto en los supuestos de separación y divorcio como en el de nulidad, pues la ley no distingue.

Cuando los hijos comunes de los cónyuges quedan repartidos en cuanto a su guarda y cuidado entre sus dos progenitores, se confía al juez la decisión que considere más conveniente sobre el uso de la vivienda familiar y su dotación mobiliaria.

En el caso de que no existan hijos del matrimonio menores o incapacitados sujetos a la patria potestad, el juez podrá conceder el uso de la vivienda familiar y del ajuar de la misma al cónyuge que no sea titular de dichos bienes, en el caso de que vaya a quedar en situación de necesidad de protección, para evitar su indefensión.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE