Divorcio de mutuo acuerdo

Divorcio de mutuo acuerdo

Plantearse y dar el paso de finalizar con un matrimonio o una pareja no es fácil, por eso nuestro equipo de abogados se encuentra a su disposición para asesorarle durante todo el proceso.

Si por suerte se lleva bien con su expareja y han conseguido ponerse de acuerdo en los asuntos relacionados con su separación se tratará de un divorcio llamado de mutuo acuerdo caracterizado por la unanimidad en las decisiones.

En Selva & Lorente Despacho de Abogados tenemos una larga experiencia en estos divorcios que son más sencillos y cortos que los contenciosos.

Las partes implicadas acordarán el reparto de los bienes, la pensiones, la custodia de los hijos si los hay... entre otras cuestiones. Todo ello se reflejará en un convenio regulador, además nuestros expertos le ayudarán a redactar la demanda de divorcio que no siempre es fácil, la cual se presentará ante un juez.

Este divorcio es el ideal para que este proceso sea lo más ameno posible y para que las partes y los familiares lo lleven lo mejor posible, sin discusiones ni rencores.


¿Cómo puedo proceder a un divorcio de mutuo acuerdo si vivo en Alicante?

El divorcio de mutuo acuerdo en Alicante es uno de los procedimientos más comunes que realizamos en nuestro despacho. Abogados especializados en esta rama se ocupan de llevar a la práctica procesos de todo tipo, incidiendo en los beneficios que supone un divorcio de mutuo acuerdo o aún más, express.

La legislación contempla diferentes clases de supresión matrimonial, esencialmente dos: de mutuo acuerdo o contencioso. Este último implica que se recurre a las vías penales para que sea el juez quien decida si concede el divorcio y en qué términos. Pero como decimos, las supresiones matrimoniales a las que se llega con acuerdo son más ventajosas desde muchos puntos de vista.

El divorcio de mutuo acuerdo evita que cada cónyuge tenga que asesorarse por un abogado. En este caso, el mismo letrado servirá a ambas partes. No solo se trata de las minutas de los letrados, sino de otros factores relacionados. En asuntos legales de familia, no solo intervienen los abogados, sino procuradores y diferentes profesionales que deben formar equipo con el letrado que lleve el caso.

El divorcio de mutuo acuerdo es el mejor modo de agilizar toda tramitación y que nada se demore, obteniendo para el cliente los resultados más satisfactorios. También desde un punto de vista psicológico, este tipo de supresión matrimonial es menos traumática que otras.

Por motivos obvios, si existieran menores en la pareja, estos verían su vida menos perturbada si sus progenitores llegaran a acuerdos amistosos y rápidos. Es algo que han de tener en cuenta los cónyuges con hijos, pero que a veces no consideran. La guarda y custodia de los hijos es uno de los factores que provoca que, en algunos casos, no puedan llegarse al acuerdo. Tanto la ley como los juristas procuran que en estas situaciones, los menos perjudicados sean los menores, previendo medidas para que su nivel de vida no se vea perjudicado.

¿Cómo se realiza un divorcio de mutuo acuerdo?

En primer lugar, es necesario presentar una demanda de divorcio validada por los cónyuges mediante sus respectivas firmas. El documento habrá de presentarse ante el Juzgado de Primera Instancia que corresponda al domicilio del matrimonio. Es necesario proporcionar diversos documentos para que el proceso se dé rápidamente y sin retrasos. Esta documentación deberá ser adjuntada a través de la correspondiente demanda. En esta parte del proceso, es fundamental la presencia del procurador.

Tras la solicitud de demanda, en un plazo mínimo de 3 días los cónyuges tendrán que personarse en el Juzgado para reafirmar su voluntad de divorciarse y dar su conformidad al convenio regulador. Hay que recordar una vez más que este convenio debe recoger puntos muy claros, que, sin embargo, con el tiempo pueden no ser respetados por alguna de las partes.

A pesar de que el divorcio se dé de mutuo acuerdo, es frecuente el incumplimiento de alguno o varios de los puntos estipulados en estos documentos, lo que requeriría la intervención de un abogado con posterioridad.

Puede darse el caso de que, en el transcurso de tiempo en que se solicita la demanda hasta que se logra la cita judicial, la decisión haya cambiado. Esto quiere decir que un divorcio de mutuo acuerdo puede dar lugar a uno contencioso, incluso a un arreglo conyugal que el juez tendrá que refrendar mediante el archivado del proceso.

El caso más habitual es que, si los cónyuges ya lo han decidido, no se echen atrás. La ratificación por parte de los ya ex cónyuges debe ser examinada por el juez respecto a factores como el convenio regulador: por ejemplo, si este se ajusta a las necesidades de los menores o de las partes más desfavorecidas tras la separación. De no haber obstáculos en este sentido, la contestación no suele tardar, siendo el divorcio ya un hecho.

Si su pareja y usted están de acuerdo en todos los puntos a tratar para dar fin a su matrimonio, otro procedimiento alternativo al divorcio de mutuo acuerdo es el del divorcio exprés, una modalidad mucho más ágil por la cual puede cesar su vínculo matrimonial de forma muy sencilla y sobre todo, económica.

¿Desea divorciarse de mutuo acuerdo en Alicante? Nuestros expertos en Abogado Divorcio Alicante le ayudarán a tomar todo tipo de decisiones relativas al cese de su vínculo matrimonial. Solicite más información sobre nuestros servicios.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE