Separaciones

Separaciones

¿Tiene problemas en su relación? Pero, ¿es positivo y el divorcio le parece una medida demasiado drástica?

Son muchas las parejas que deciden, de forma temporal, separarse pero de forma legal a través de una resolución judicial. En este caso se llevará a cabo un breve y sencillo proceso judicial con el fin de obtener una sentencia que reflejará los términos de dicha separación y sus consecuencias.

En nuestro despacho de abogados le asesoraremos si se encuentra en un proceso de separación y no sabe muy bien como proceder, con nuestra ayuda conseguirá suspender la vida en común en pareja pero no romperá el vínculo matrimonial, como suele ocurrir en un divorcio.

La separación es más sencilla que otros divorcios, más breve en tiempo y menos costosa para su bolsillo. Dicha separación judicial puede ser de mutuo acuerdo o contenciosa, el la de mutuo acuerdo ambas partes llegan al consenso en todos los aspectos.

Para lograr que las separaciones en Alicante se den por vías rápidas y seguras, es recomendable contactar con abogados expertos en Derecho de Familia. Nuestro despacho le propone soluciones para cuando su matrimonio no da más de sí.

Ha de saber que la separación matrimonial no es lo mismo que el divorcio. Podríamos definirlo como un tipo jurídico intermedio entre el divorcio y el matrimonio. Una separación pone fin a la convivencia, pero no al contrato matrimonial, por lo que los ex cónyuges, si lo decidieran en un futuro, podrían volver a convivir, tener custodia en común, etc., sin tener que volver a casarse.

En cambio, si la pareja se divorcia, la ruptura es definitiva y así constará en la documentación del proceso. En el caso de que quisieran volver a unirse en las mismas condiciones que antes, deberían volver a celebrar matrimonio.


¿Cómo se realiza una separación?

Si quiere saber cómo se realiza una separación, le daremos unas pautas a seguir en las próximas líneas.

El artículo 748 y siguientes que integra la LEC, recogen las tramitaciones que deberán ejecutarse para que la separación sea hecho legal, así como toda consideración de interés respecto a esta figura jurídica tan común en Derecho Familiar. Básicamente, para realizar una separación matrimonial hay que cumplir requisitos muy semejantes a los que se aplican al mutuo acuerdo.

El plazo para la petición de la separación es de 3 meses desde el establecimiento del contrato matrimonial; solo raras excepciones pueden dar lugar a plazos más cortos. Por otra parte, hay que decir que no todas las separaciones son amistosas o de mutuo acuerdo. A veces ocurre lo mismo que los divorcios y los cónyuges tienen que recurrir a la vía contenciosa.

En el caso de existir un acuerdo para la separación, estos serán los requerimientos judiciales que hay que respetar, discurriendo el proceso hasta que el juez dicte sentencia:

  • Presentación de la demanda de separación matrimonial con consentimiento del otro cónyuge o, bien, de mutuo acuerdo. La documentación ha de integrar el convenio regulador con todos los puntos bien redactados, además de documentos personales como certificados de nacimiento o de matrimonio.
  • Reafirmación en el deseo de la separación en el juzgado que corresponda por domicilio (entendiéndose este como el último de la pareja).
  • Sentencia judicial por la que se aprueba la separación y se ratifica el convenio regulador, que habrá sido revisado minuciosamente. Es muy importante que los puntos de este convenio estén técnicamente bien redactados. Es algo que han de saber los interesados, quienes deben ser asistidos por letrados en esta y otras fases del proceso.

Si tiene cualquier duda ante cómo se llevan a cabo este tipo de procesos, no dude en contactar con nuestros abogados profesionales en Alicante. Ellos también le informarán que la separación puede ser judicial o de hecho, siendo esta última una opción más económica y ágil, pero que también puede acarrear inconvenientes dependiendo de la situación. Los letrados de divorcio están para aconsejar al público, dada su experiencia en el ámbito, pudiendo adelantarse a los acontecimientos y guiar a los cónyuges en el mejor sentido.


Tipos de separaciones

Cuando hablamos de separación, debemos tener claro ante que tipo nos encontramos de los tres que hay:

  • Separación consensual: Es aquella separación convenida o consentida, de carácter negocial y judicialmente homologada. En este tipo de supuestos, el juez mantiene una posición neutral, y únicamente interviene a instancias del Ministerio Fiscal, en aquellos casos en los que se aprecie la existencia de acuerdos que afecten de forma grave a los hijos menores, así como la ausencia de ellos. Nos encontramos por tanto, con que la actuación y la resolución judiciales son de mera comprobación de los requisitos exigidos y de pura homologación de la decisión consentida de separación, por lo que el juez no entra en el fondo del asunto.
  • Separación judicial: En este caso cabe hablar de una separación circunstancial en su previsión legal y judicialmente decretada, conocida como separación legal. Esta separación puede darse a petición de los dos cónyuges, o a petición de uno solo de ellos, una vez transcurridos 3 meses, salvo en los casos de maltrato, en los que no habrá necesidad de cumplir dicho plazo.
  • Separación de hecho: Este tipo de separaciones supone la intención de hacer cesar, por decisión unilateral o por acuerdo bilateral de los esposos, la convivencia conyugal de manera definitiva o, al menos, indefinida y de modo no transitorio o circunstancial. La situación de separación de hecho cesará cuando se disuelva el matrimonio, o por la reconciliación de los cónyuges.

Ventajas de la separación frente al divorcio

Las ventajas de la separación frente al divorcio radican, sobre todo y como ya hemos indicado, en que no se rompe totalmente el vínculo matrimonial. Esta puede ser una solución para personas que no tienen clara su situación y quieren darse un tiempo para ordenar sus pensamientos y reconsiderar la situación. Sin embargo, ese tiempo ha de ser sujeto a la disciplina de la ley para que no haya disensiones ni se vean perjudicados menores o personas vulnerables.

Una de las ventajas de la separación respecto al divorcio, es que al ser frecuentemente de mutuo acuerdo, el coste económico es mucho menor por no precisar cada cónyuge de representación judicial. Como ya hemos indicado en otros textos, en casos de separaciones o divorcios de mutuo acuerdo, el mismo abogado asiste a ambas partes.

Para conocer otras ventajas de separarse ante divorciarse, así como salir de dudas en cuanto a posibles requisitos necesarios, contacte y pregunte con toda confianza. Somos un despacho de abogados especializados no solo en realizar procesos exitosos, sino también en saber comunicar a nuestros clientes todos los detalles de los procesos, siempre desde la claridad y la discreción.

Nuestros abogados estarán a su lado en todas las decisiones que deba tomar y en todos los trámites legales, en estas separaciones también hay que presentar un convenio regulador junto a la demanda.

Para nosotros nuestros clientes y sus intereses son nuestra prioridad, así como hacerle este procedimiento más sencillo. Si desea iniciar un proceso de separación en Alicante, contacte ahora con nuestros abogados. Nuestros servicios son de calidad y nuestras tarifas asequibles.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE