¿Qué es la comunidad postganancial?

Al producirse el divorcio, lo normal es liquidar el régimen económico. En ocasiones, este proceso se puede dejar pasar, y resolverse más adelante. Mientras tanto, la comunidad debe regularse de alguna manera, puesto que no estaremos ya ni ante la comunidad matrimonial, pero tampoco ante su completa disolución: es la comunidad postganancial.


Esta comunidad postganancial va a regular el patrimonio de los ex-cónyuges. En virtud de ésta, cada uno va a tener una cuota sobre la totalidad del patrimonio, pero no sobre cada uno de los bienes que integran la comunidad, pero podrán disponer libremente de ella.


La función de la comunidad postganancial es atender a las cargas de alimentos y manutención de los cónyuges y de los hijos, mientras se procede a la liquidación del caudal inventariado y hasta que se concreten las cuotas en bienes determinados, cuando se liquida finalmente el patrimonio común.


En definitiva, ha desaparecido la comunidad ganancial en la que cada cónyuge aportaba sus ganancias, y se ha convertido en una comunidad estática, donde ya no se va a aumentar el patrimonio, ya que las ganancias personales de cada cónyuge, así como los frutos o rendimientos de sus bienes privativos, pasarán a formar parte de su patrimonio

particular.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE